Espiritualidad.

Condición lograda como resultado de una relación personal con Dios, a través de la fe en el Señor Jesucristo.

Respeto.

Reconocemos el valor de las personas y las tratamos como tales.

Interdependencia.

Reconocer que los demás nos necesitan, así como nosotros necesitamos de ellos.

Lealtad.

Hacer propias las necesidades de aquellos a quienes servimos.

Fidelidad.

Apego al cumplimiento de la misión, principios y valores de la institución.

Amor.

Desde el punto de vista exaltado de Dios. Motor de nuestras acciones.

Salud.

La búsqueda del funcionamiento óptimo e integral del individuo y su entorno.